miércoles, 9 de septiembre de 2009

Monte Santa Tecla

Este monte está situado justo en la desembocadura del rio Miño, que hace de frontera natural con Portugal.Y desde alli puede verse el Atlantico, el Miño y toda la costa, a sus pies, el pueblo de A Guarda.
Y por la situación de este monte, se ubicó alli uno de los poblados celtas mas importantes de Galicia, donde tambien se puede visitar la capilla de Santa Tegra y a Cova do Santa.


Hasta alli sube un via crucis del año 1922, y es alli en la cima del monte, donde se celebran muchas festividades.

Castro de Santa Tecla

Pero lo que nos llevó alli, fue su poblado celta, aqui en Valencia, ya habiamos visitado un antiguo poblado iberico, que desgraciadamente no es tan conocido ni creo tan valorado como este. Y al tratarse de poblados distintos, teniamos ganas de visitarlo.
Como la mayoria de estos poblamientos, se trata de una construccion puramente defensiva, al contar, a parte de su estrategica localización, un muro que la protegia, y ocuparon este lugar durante al menos 2000 años, antes de la llegada romana.
En resumen, un lugar con mucha historia, y muy dado a conocer, debido tambien a su condicion de zona turistica.

martes, 1 de septiembre de 2009

Islas Cies

(Para ver videos, pausar el reproductor del final de página)

Islas Cies, un conjunto de islas pertenecientes al parque natural de las islas Atlanticas, llamadas la isla de los dioses por Ptolomeo, se encuentran en el corazón de las Rias Baixas, perteneciendo a Vigo y haciendo de barrera natural protegiendo el puerto.
En las Cies, hay varias playas, como la de Rodas o la de Figueiras, uniendo la de Rodas las dos islas que se pueden visitar, dejando entre ellas un pequeño lago llamado el lago de los niños.
Para conocer la isla, hay varios senderos de diferente longitud, y nosotros hicimos dos de ellos, que nos mantuvo entretenidos unas tres horas.
Nos quedó por hacer el mas largo, el de Monte faro, pero casi 5 meses se notan y mi pequeña sandia no me dejó andar más.
Disfrutamos mucho de la isla, y yo que no soy de playa, sino de monte encontré aqui la mezcla que me encandiló. Mucho turismo, eso si, pero eso mismo hacíamos nosotros.
Y debido a esto la fauna se dejaba ver timidamente, tan sólo las aves acuaticas, que ya acostumbradas, aprovechaban la intromisión de extraños para expoliarles la comida..
Pardelas, presentes tambien pero en lado oeste de la isla alejado de playas, y mis ansiados cormoranes moñudos, que pude ver a cierta distancia.

Asi pues, si los pies os conducen a Galicia, nadad un poco y acercaros a las islas.

Eso si, el pulpo en el bar del camping, mucho y para repetir.
video